Una fiesta ancestral de origen celta ha resurgido en los últimos años: la misteriosa Noche de Todos los Santos, también conocida como Noche de Brujas o Halloween (contracción de All Hallows' Eve o Víspera de Todos los Santos)

España es un país de origen celta que durante siglos ha celebrado sus tradiciones, también las relacionadas con los espíritus. En Galicia se conocen las meigas. En la Asturias del s. XVIII los niños portaban lámparas y pedían comida a las puertas de las casas en esa noche oscura. En Castilla, en la actual comunidad de Madrid, se decoraban las viviendas con calabazas para invocar espíritus protectores, se llevaban luces a los cementerios para guiar a los muertos y se limpiaban las tumbas. Las casas también se decoraban con calabacines, botijos y ollas, al modo de las calabazas de ahora.

Y en muchos pueblos esa noche sólo estaban iluminadas las calabazas y las hogueras.

Y al amparo de una vela también lo celebramos leyendo las cartas misteriosas de taCarta, escritas por Begoña Torres e ilustradas por Jaime Buhigas.

¡La expectación vuelve a tu buzón!

 

Fuente: Wikipedia